La PROFEPA clausuró un predio costero que afectaba humedales

Posted on octubre 22, 2017, 10:46 pm
3 mins
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Imprimir noticia

CHICXULUB PUERTO (Municipio de Progreso, Yucatán).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) informó que determinó la clausura definitiva de un asentamiento humano irregular detectado en este puerto, por afectar al ecosistema costero de humedal con vegetación de manglar.

A través de un comunicado, la dependencia señaló que notificó las resoluciones emitidas en seis procedimientos administrativos abiertos y puntualizó que, por lo anterior, se dispuso imponer multas que suman un total de 9800 Unidades de Medida y Actualización (UMA), equivalente a 739 mil 802 pesos.

“Esta Procuraduría realizó inspecciones en los meses de abril y junio de 2017, instaurando los procedimientos administrativos correspondientes, en los que se detectó como responsable de las afectaciones de ecosistema costero de humedal con vegetación de manglar por asentamiento humano irregular, a una vecina de Chicxulub Puerto, Municipio de Progreso, Yucatán.”, señala la PROFEPA.

Indicó que en el trámite correspondiente en cada procedimiento y otorgando la garantía de audiencia por las actividades de remoción de vegetación, relleno y desecamiento de humedal con manglar, los presuntos responsables no presentaron las autorizaciones de impacto ambiental requeridas a cada caso.

Por ello, destacó la dependencia, se emitieron las resoluciones sancionatorias respectivas, las cuales ya fueron debidamente notificadas. En las inspecciones realizadas se detectó un total de 5834 metros cuadrados de afectación a ecosistema de humedal costero con vegetación de manglar.

Explicó que las especies que resultaron afectadas son el manglar rojo (rhizophora mangle), manglar blanco (laguncularia racemosa) y manglar negro (aviscenia germinans), especies bajo status de protección en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de amenazadas.

Expuso que el Código Penal Federal establece en su artículo 420 Bis, fracción II, una pena de 2 a 10 años de prisión a quien dañe, deseque o rellene humedales o manglares.

Finalmente señaló que con este tipo de acciones, la PROFEPA busca inhibir la comisión de infracciones e ilícitos ambientales, a la vez que refrenda su compromiso y misión de proteger los recursos naturales de México, a través del estricto cumplimiento de la Ley.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

  • (not be published)